¿Y si te cuento una historia? por @Paloma_Donaire

NomaslunesalsolQuerido destino,

Me pongo en contacto contigo para decirte que he tomado una decisión sobre este presente que tantas letras ha escrito sobre  papel mojado por las lágrimas de quien no encuentra la forma de seguir adelante.

Nomaslunesalsol
By pippalou

Y lo voy a hacer, recordándote mi pasado y hablándote de mi presente  y el futuro, como está en constante construcción lo dejamos, si te parece, para otro momento de inspiración.

Ya sabes, amigo mío, que la vida no ha sido fácil para mí. En mi más tierna niñez me robaste a mi madre primero y a mi padre después teniendo que aprender lo que es vivir sin familia en un colegio de monjas donde poco amor podía recibir ya que había mucho que entregar a tantas y tantas niñas que por diferentes razones allí estábamos.

Ellas, las monjas, me enseñaron lo que es levantarse muy temprano para trabajar y pagarme así la estancia y el alimento. Me enseñaron disciplina con otros y conmigo misma. Me enseñaron lo que era sudar para ganarse el pan y fueron las mejores enseñanzas sin duda ya que gracias a ellas pude, después de casarme y a los veinte pocos años, allá por el año 75, convertirme en una de esas pocas mujeres emprendedoras, que montaron el primero de los tres negocios que llegué  a gestionar.

Esto era bueno para mí, me sentía independiente y sentía que todo el esfuerzo y los sacrificios merecían la pena. Estaba insultantemente guapa. Estaba maravillosamente feliz. Me sentía plena porque todo lo que a mí me faltó mis hijas  no lo conocían. Parecía poder darlas todo, pero algo empezó a suceder.

El padre de mis hijas, mi marido, abocó los tres negocios a las deudas. Yo no sabía nada. Siempre confié en él y no debí por que de ser una persona con una posición social cómoda me encontré, a mis 45 años, divorciada, sin negocios y con unos pocos recursos económicos que menguaban día a día.

Mis hijas ya habían crecido y no vivían conmigo. Eran libres y autónomas pero yo me sentía en una cárcel de barrotes tan gruesos como los que me mantuvieron años en el colegio, presa siempre por la edad. Edad antes muy corta para emprender mi camino y ahora avanzada para empezar. Sentía que tenía una edad en la cual ya nadie me querría para trabajar.

Mi reincorporación al mundo laboral no fue tan fácil como imaginé.

Tenía un desfase importante a nivel de formación ya que era maestra pero nunca ejercí y ahora no podía y además nunca pretendí ejercer.

Busqué las mejores alternativas. No podía quedarme parada a esperar. Mi cuerpo me pedía meterme en la cama a llorar pero mi mente, totalmente influenciada por mi educación me decía que yo no era de las personas que paran ante los obstáculos. Que mi vida había sido cómoda y que volvería a serlo pero tenía que volver a empezar y salir a buscar la fórmula.

En cuanto puse de acuerdo a mi cuerpo y a mi mente salí a informarme, lo primero, de qué tipo de perfiles había más demanda. Estamos hablando de los años 90 y según los servicios de ayuda de búsqueda de empleo, a quién acudí en busca de orientación, el perfil más demandado era el de técnico sanitario.

Ni corta ni perezosa cursé mi grado obteniendo mi titulación e inscribiéndome a todas las bolsas de empleo que en aquellas fechas ofertaba la CAM y provincias limítrofes consiguiendo mi primer contrato en tan solo 8 meses.

Puede parecer mucho tiempo pero la formación y mi reciclaje personal y sobre todo profesional adecuándome yo al mercado hicieron que mi paso por los hospitales de Madrid haya sido el trabajo en el que más años he permanecido y donde me he jubilado finalmente por enfermedad así que,

“gracias querido destino por hacerme ver mi fortaleza y sobre todo por permitirme mostrarla a los demás”

Nomaslunesalsol
Foto vía Paloma Donaire

Nos vemos en un futuro pendiente por construir,

Isabel

Esta sería la carta que ella, Isabel Muñoz, escribiría si tuviese que dejar escrito, en pocas palabras pero con mucho sentimiento, lo que para ella ha sido su vida y os diría, si tuviese que comentarlo:

Nomaslunesalsol
Foto vía Paloma Donaire

Como enseñanza a mi relato solo os puedo decir que jamás hay que tirar la toalla por condición de sexo, edad o cualquier otra limitación inexistente ya que todos, y repito, todos podemos llegar donde queramos. Es tan solo una cuestión de actitud ante los retos.

Hoy, ya jubilada, colabora como voluntaria en el Ayto. De Getafe y la Concejalía de Cultura realizando visitas para escolares sobre el patrimonio histórico de Getafe y dando asistencia en psicomotricidad también a mayores del municipio.

Hoy ella puede y debe sentirse orgullosa de todo lo que hizo y consiguió con esfuerzo, trabajo y mucho tesón y como ella “todos podemos conseguirlo”

Carácter no la falta y como a mí, nos gusta luchar por lo que creemos justo y es que Isabel es mi madre amigos y es LA MEJOR MADRE DEL MUNDO.

“Cuando sienta miedo del silencio
Cuando cueste mantenerse en pie
Cuando se rebelen los recuerdos
Y me pongan contra la pared

Resistiré”

Paloma Donaire

PalomaDonaire

Podéis contactar con Paloma, Twitter, Facebook y LinkedIn.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s