“Cuando menos piensas sale el sol” con @Salgueiro79

Maria Salgueiro

Vivimos momentos difíciles ¡es cierto! Aunque parece que los datos que arrojan los estudios,  las estadísticas y los informes en materia laboral comienzan a reflejar un atisbo de mejora. Aún así, quien no conozca un familiar, un amigo o un conocido que no haya pasado a formar parte de las listas del paro ¡qué levante la mano! Yo, no podría levantarla porque no solo conozco uno sino varios casos muy cercanos que se han tenido que enfrentar a una situación totalmente nueva para ellos. Profesionales con una dilatada carrera profesional que nunca imaginaron pasar de ser meros receptores de las noticias que los medios de comunicación ofrecían sobre las cifras del paro a convertirse en los verdaderos protagonistas de las mismas. Pero ante la adversidad que supone quedarse sin un trabajo no todos han reaccionado del mismo modo.

“Y un día después de la tormenta, cuando menos piensas sale el sol”

by Jakob Williams

 

Conozco al que se levanta por las mañanas y se pasa el día lamentándose de su situación sin buscar solución alguna. El que opta, además de inscribirse en las ofertas de empleo que a diario se publican en los portales de empleo, por enviar a las empresas “sin ton ni son” su currículum vía e-mail, esperando la ansiada llamada y posterior entrevista, que en la mayoría de los casos en los que ha tenido la suerte de recibir respuesta por parte de la empresa, es siempre la misma: “Actualmente no contamos con una posición que se adapte a su perfil, no obstante, tendremos en cuenta su candidatura en futuros procesos”. Tampoco me puedo olvidar de los que optan por tirar de la lista de los 300 contactos que tiene en su móvil y llamarlos a todos ellos para informales de su situación actual, y lo hace siempre con un mismo mensaje: “Pepe, Juan, Rosa, Ana ayudarme busco trabajo. ¡Sin más!

Pero también conozco el caso de un amigo muy cercano que en su ardua tarea de buscar una nueva oportunidad profesional en el entorno actual -competitivo, dinámico y, con un exceso de profesionales- optó por trabajar en su plan de marca personal. Un plan que le ayudase a posicionarse dentro su sector como un profesional valioso, útil y fiable, en definitiva, como un profesional con quien merezca la pena emprender, colaborar o trabajar.

Me centraré en contaros la historia de este último caso donde hoy el sol vuelve a brillar y además lo hace de una forma mucho más intensa que como lo hacía antes de haberse quedado sin trabajo.

SW_JakobWilliams
by Jakob Williams

Mi amigo se quedó sin empleo de la noche a la mañana, sin tener un ápice de sospecha de que su puesto de trabajo estaba en peligro. Le costó digerir la noticia tanto que las primeras semanas se metió en un bucle en el que no hacía más que cuestionarse lo que yo he denominado como pregunta caracola: “¿Por qué yo?”. Así la he acuñado pues en mi opinión no hay posibilidad de encontrar una respuesta a ella que te ayude a salir airoso, con fuerza y con ganas de seguir adelante.

Una vez superada su fase de duelo con ayuda de familiares, amigos y mucha fuerza de voluntad, se dio cuenta que el curriculum en papel que había elaborado hace 10 años, donde constaban sus datos personales y profesionales, no reflejaba verdaderamente la esencia de su trabajo. Aquello que a lo largo de estos diez años había aprendido profesionalmente, y no solo eso, sino que le era imposible poder plasmar en él todo el conocimiento, no reglado, que había adquirido a lo largo de su vida laboral.

Además, era consciente de los centenares de curriculums que reciben a diario las empresas de profesionales que se encuentran en su misma situación. Curriculums que en muchos casos presentan una información idéntica, monótona y a veces exagerada, por lo que pensó que si el suyo no iba a destacar  entre todos los demás, las posibilidades de encontrar  trabajo mediante el envío masivo de su curriculum sería prácticamente imposible y por tanto no merecía la pena enviarlo.

Pues bien, ¿Qué es lo que hizo? Trabajar su marca.

-En una primera fase que implica reflexión sobre uno mismo, solo necesitó lápiz, papel y, por supuesto, tiempo para dar respuesta a las siguientes preguntas:

¿Qué es aquello que me apasiona y motiva profesionalmente? ¿Qué puedo ofrecer a los demás? ¿Cuál son mis objetivos? ¿Con qué habilidades, destrezas y fortalezas cuento para cumplir mis objetivos? ¿Cuáles son mis debilidades, carencias en las que debo trabajar?

-Tras un breve periodo de reflexión y autoconocimiento, y dar respuesta a todas los  interrogantes, tenía claro que era realmente lo que más le motivaba profesionalmente. Quería seguir trabajando en el desarrollo de proyectos de ingeniería y obra civil ¡era su pasión!

-Poco a poco comenzó a sentir cierta inquietud por las redes sociales. Twitter y LinkedIn fueron las dos redes en las que decidió darse de alta y nacer virtualmente.

-En Twitter comenzó a seguir a medios de comunicación, revistas especializadas de su sector, a gente que profesionalmente admiraba y que jamás pensó que pudiera llegar a ellos de una forma tan directa, y a profesionales en activo o en búsqueda de nuevos retos profesionales que contaban con un blog. Blogs que leía asiduamente pues le permitía estar actualizado de muchas de las tendencias y novedades de su ámbito profesional.

-En LinkedIn comenzó a conocer lo que en ella se decía en temas relacionados con su sector, a generar contactos y a ser miembro activo en aquellos grupos de su interés.

-Como abrir un blog lo vio algo arriesgado optó por  interactuar y participar en los debates que se generaban en las redes sociales aportando su opinión y dando pie a entablar conversación e interacción con aquellos profesionales con los que le interesaba tener una mayor cercanía,  y también, a dejar comentarios de valor en los contenidos que generaban los bloggers de su interés.

-Sin duda aprovechó la coyuntura de los entornos 2.0 para crear nuevos lazos profesionales y  estar expuesto a profesionales con los que poder comunicarse, y que puedan abrirle puertas a posibles oportunidades profesionales.

-En paralelo a esta labor online que estaba desarrollando, era asiduo en eventos, charlas y conferencias sobre materias de su interés.

-En uno de estos eventos offline tuvo la oportunidad de desvirtualizar a un profesional que había conocido en el online y con el que últimamente había tenido mucha interacción. En  la  dilatada charla que tuvieron, mi amigo fue informado sobre un proceso de selección que se estaba llevando a cabo en la empresa de este profesional.

A la semana siguiente fue entrevistado por el departamento de recursos humanos de la empresa. Fue un proceso de selección largo, duro, con muchas entrevistas, test y dinámicas de grupo pero ¡mereció la pena! Y ¡tanto qué mereció la pena! Había sido seleccionado para cubrir la vacante. Era un proyecto internacional y en dos semanas emprendía rumbo a los Emiratos Árabes

Después de tres años sin un proyecto profesional en el que agarrarse llegó una nueva oportunidad laboral.  El sol volvió a brillar pero esta vez con los pies más que nunca bien anclados en el suelo. Y digo esto pues es consciente de que la situación vivida le puede suceder una y otra vez, y por tanto sigue trabajando día a día (aunque no con tanta intensidad como lo hacía antes por falta de tiempo) en su marca personal al objeto de ser un profesional reconocido, único y diferente al resto, al que le sigan presentando proyectos, y/o retos profesionales en los que poder colaborar.

“Y un día después de la tormenta,
Cuando menos piensas sale el sol.
De tanto sumar pierdes la cuenta,
Porque uno y uno no siempre son dos.
Cuando menos piensas sale el sol”

María Salgueiro

MariaSalgueiro

Socia directora de TalentForYou. Podéis seguirla a través de su cuenta en Twitter @Salgueiro79

Anuncios

15 thoughts on ““Cuando menos piensas sale el sol” con @Salgueiro79

  1. “Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo” Albert Einstein
    Quien quiere cambiar el mundo tiene que empezar por cambiarse a si mismo.
    La actitud: http://www.nanopublik.com/nanocartoon/reirono_mantente.html
    Y como bien dice este post mientras nadie te emplee, tu eres tu propia empresa y tu producto, por lo que debes ir cambiando las estrategias hasta que consigas que tu empresa triunfe, es decir llegues al objetivo marcado.
    En vez de suerte os deseo que no perdáis las ganas, ni la fe en vosotros mismos y tengáis cada día la energía para seguir luchando por vuestro espacio de felicidad.

    Me gusta

    • Ideasland gracias por tu aportación. Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras. Como decía David Mamet “No interiorices el modelo industrial. No eres uno más de una multitud de piezas intercambiables, sino un ser humano único, y si tienes algo que decir, dilo y valórate a ti mismo mientras aprendas a decirlo mejor.” ¡Buen día!

      Me gusta

  2. Nada mejor que invertir en la propia persona, mejorando, aprendiendo, adaptándose al momento y sin temer a cambiar lo que sea necesario. ¡Buen ejemplo!

    Me gusta

    • Oh Eva ¡gracias por tus palabras! Para acompañar un post donde se cuenta una historia de superación fruto de la constancia, perseverancia, esfuerzo, trabajo y ¡optimismo! entendimos que esta canción de Sakira encajaba a la perfección,-) Si este post te ha gustado, no te pierdas la próxima semana el de David Asensio promete y ¡mucho! Buen día,-)))))

      Me gusta

  3. Acabo de descubrir tu blog y es un placer tener la oportunidad de aportar mi granito de arena.
    Estoy totalmente de acuerdo con lo expuesto. Evidentemente es imprescindible tener las cosas claras, ser positivo/a y a actuar. Pero que pasa con aquellos y aquellas con profesiones, como la de auxiliar administrativo, a las que muchos y muchas pueden acceder aunque no cuenten con titulación para ello. Pueden tener muy claro su objetivo, ser creativos/as elaborando su CV, participar en la web 2.0 para mejorar su imagen, tener años de experiencia pero nada. Ni tan siquiera mejorando su formación consiguen su ansiado puesto, ni siquiera una entrevista. Lo mismo pasa con los que tras quedarse en el paro y teniendo formación, aunque escasa o nula, han seguido formándose cara su nuevo objetivo profesional. Y si,tienen más de 35 y menos de 45 años, la cosa se complica todavía más.
    A pesar de ello, no queda más remedio que seguir mirando para delante y hacer todo lo que esté en nuestra manos, manteniendo una actitud lo más positiva posible, que nos lleve hacia ese objetivo realista que nos hemos marcado.
    Un saludo.

    Me gusta

    • Buenos días Lidia, gracias por pasarte por nuestro blog, encantados de conocerte.

      La verdad que no puedo quitarte ni una coma en todo lo que comentas, los plazos para encontrar trabajo se han alargado mucho más de lo que muchos esperábamos, y lo peor de todo, es que muchas veces nos echamos la culpa a nosotros mismos, ¿qué estaremos haciendo mal?.

      Tarde o temprano cada uno encuentra su lugar. Hoy he recibido una muy buena noticia, de una historia que se contará en breve en este blog, nos lo contará Claudia Marcano. Cuando ella empezó a escribir la historia de esa persona, después de una temporada larga sin trabajo, hoy ha encontrado empleo. Conozco su historia y hoy he llorado de alegría, porque han sido años buscando. Y esto me abre una esperanza, de que a pesar de llevar años en “inactivo”, las empresas siguen dando oportunidades a desempleados de larga duración.

      Gracias Lidia por aportar tu granito de arena y, espero poder verte más veces por aquí, o incluso te animes a contarnos tu historia.

      Recibe un fuerte abrazo.
      Ana Carmen Moruga.

      Email: noquieroserportadals@gmail.com

      Me gusta

    • Buenas tardes Lidia. Antes de nada quiero agradecerte tu comentario, y darte las gracias por visitar este blog ¡te enganchará! estoy segura, pues los contenidos que aportan son de una gran calidad gracias al mimo y cariño que ponen en ellos todo su equipo.

      Es una gran iniciativa en la que he tenido la enorme suerte de colaborar ,-)

      Lidia, buscar trabajo es en sí un trabajo, requiere tiempo y mucho esfuerzo.

      La empresas, no buscan tanto a los profesionales por los títulos académicos que arrastran, (son importantes, ¡desde luego!, pero no suficientes) si no que se fijan en lo que hacen y aportan en el día a día. Es decir, en observar y evaluar cuál es el valor diferencial que el candidato y/o profesional aporta con respecto al resto de candidatos que como el tienen una misma titulación.

      El camino no es fácil, pero los resultados verás como ¡llegan!

      Un saludo y ¡buen fin de semana!

      Me gusta

  4. Todos tenéis razón en lo que decís,pero cuando llamas a tus contactos, que te pueden ayudar a conseguir la plaza a la que has optado después de ver una oferta de trabajo y te dicen que no reúnes el perfil, y además ,ah se me olvidaba cual es tu edad?.La pregunta del millón y se lo dices entonces si que no encajas en el perfil, aún así yo sigo intentandolo. Si no es en el mismo sector, me tendré que reinventar y ser yo mi propio jefe, no hay que desesperar.

    Me gusta

    • Carmen, encantados de verte por este espacio, bienvenida.
      Esperamos verte más veces.

      Gracias por tu aportación, es cierto que no hay que desesperar y apostar por nosotros mismos.
      Recibe un fuerte abrazo del equipo NQSPLS

      Me gusta

    • Buenas tardes Carmen, gracias por tus palabras.

      Vuestros comentarios son, sin duda, lo que enriquece y da vida al contenido del artículo,-)

      Como bien dicen los chicos de NoMásLunesAlSol, “hay que apostar por uno mismo y no desesperarse” Un gran consejo al que me sumo,-)

      Un saludo, ánimo y aquí estoy para lo que necesites ,-)

      ¡Buen fin de semana!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s